Actualidad

El suelo de hierba para jugar al polo, ¿tiene los días contados?

El International Polo Club de Palm Beach está desarrollando un nuevo tipo de suelo para las pistas de polo que supondría un potencial cambio en la actividad económica y una mayor posibilidad de prácticar.

La mezcla especial contiene en su fórmula la misma arena empleada para las pistas de salto y está siendo adaptada para absorber golpes y permitir que la bola ruede de forma más fluida y rápida en la pista.

Este nuevo suelo, permitiría mayor número de entrenamientos, hasta 8 prácticas de polo durante los 7 días de la semana, con acceso al campo durante largos periodos y en malas condiciones atmosféricas.

La disponibilidad y el menor coste compensará el limitado acceso al campo y el alto coste del alquiler de campos de prácticas.

Mark Bellissimo, director del centro, asegura que esta innovación no pretende reemplazar a los campos de polo de césped, sino ofrecer una opción para un entorno de prácticas renovables y de alta disponibilidad en un campo de tamaño oficial, lo que permite practicar con mayor velocidad de juego.