Las historias de Maurice …

CAP 59 – La gata ciega

Ayer celebré mi cumpleaños, y también el de mi hermano, con el que me llevo once días. Once días y un año, lógico, lógico. Organizamos una comida en el patio, y para no tener sorpresas envié a la gata a…

Cap 58 – Los Ángeles del infierno

Ya sé que tu tampoco eres muy aficionado a las redes sociales. Con lo que te gusta largar parece una contradicción, pero yo te entiendo, porque no es lo mismo, por ejemplo, decir que no has montado bien en una…

CAP 57 – Hermanos ciclistas

Te habrás enterado de que los pobres ciclistas están de luto estas últimas semanas. Aquí en España, pero también en Italia, como si de una epidemia se tratara, o peor, de un complot de conductores maléficos. Varios aficionados a endurecer…

CAP 56 – Azul 5030

Hoy he discutido con mi novia. El motivo ha sido el tono azul con el que había decidido pintar la pared de mi comedor. Esas son nuestras contadas diferencias. Decidir si es más adecuado para una sala de estar el azul…

CAP 55 – Ahora es tarde muñeco

Te dije en su momento que entendía perfectamente que los británicos quisieran pasaportar a la Unión Europea. Tenían, tienen (parece que menos) y tendrán (ya veremos) sus razones, pero igual que les concedo mi comprensión, aunque no nos beneficie tal…

CAP 54 – La Morera

Me pillas en el campo regando las moreras. ¿Te acuerdas de la época en que quién había localizado un árbol morera poseía un tesoro? Todos hemos tenido una caja de zapatos llena de hojas de morera fresca bajo las cuales…

CAP 53 – El “Enterrador” se retira

Sé que algunos días no son fáciles para ti. Si te sirve de consuelo, no lo son para nadie. … Que las cosas marchan bien en general, ya buscaremos algún motivo para preocuparnos, o de lo contrario dejaríamos de ser…

Cap 52 – Lo mejor de México

Una arquitecto mejicana, más guapa, lista y sobre todo con más clase que la mejor chica a la que pensaba un día pudiera haber llegado a gustar. Apareció un verano en el pequeño pueblo donde yo vivía, para tomar distancia…

CAP 51 – Se te ve el plumero

Una vez más estoy en desacuerdo con quienes consideran este fin de semana que se pronostica de lluvia y frío, como un rompeplanes. Claro que te lo dice alguien para quién su máxima aspiración en la vida es poseer una…

CAP 50: Forzoso a la Feria

Mi vecino lleva toda la mañana esparciendo estiércol en las parcelas de su finca más cercanas a mi casa. No sé si se trata de un acto legal ni me importa, pero denota una vez más falta de educación y…

Cap 49 – Duro de Pelar

Trotaba por la carretera. Siempre he oído que trotar en duro favorece el fortalecimiento de tendones en los caballos. Así lo hago, al terminar una sesión de trabajo relajo a mi yegua en un breve paseo que termina en un…

Cap 48 – Gracias a Dios

Mi larga estancia en internados, de la que te he hablado ya en alguna ocasión, tuvo también sus aspectos positivos. Podría hacerte un alista de temas menores, casi todos ellos relacionados con la capacidad de adaptarme al sufrimiento y a…