Las historias de Maurice …

Cap 98 – Guardarme el cortijo

Cuando dejé mi trabajo en una yeguada de Cantabria, me preocupé de encontrar alguien que me sustituyera con capacidad para continuar el proyecto. El trabajo de casi cinco años no podía irse al garete por falta de gestión adecuada. Pero…

Cap 97 – Tarde de rejones

No tengo la osadía de hacerte una crónica de una tarde de toros. Este oficio me parece de los más difíciles que existen, porque a uno, al que no le gusta repetirse ni al ping pong, le resulta imposible encontrar…

Cap 96 – Hoy me caso con mi mejor amigo…

En alguna ocasión me has dicho que tu novia te reprocha que le dedicas atenciones más propias de amiga que de amante. Creo que te he encontrado la coartada, chico. Hace pocos días se casaron dos “cuatro estrellas”: la amazona…

Cap 95 – El rey

Mi primo tiene una mercería en el centro del pueblo.  Durante una etapa, de sus más de cien años de antigüedad, se convirtió en el punto de compra de juguetes –prácticamente el único- en las fiestas navideñas. Entonces solo existía…

Cap 94 – Sin tomate no hay verano

Hoy he comido el primer tomate de verano. Un verdadero tomate. A pesar de los esfuerzos de las empresas productoras, estarás de acuerdo conmigo, que hasta que no llega el calor no se disfruta realmente comiendo una ensalada fresca de…

Cap 93 – La sobrina del espía Paesa

Estoy enamorado de mi sobrina, como tú de la tuya. Si es rebelde e independiente te encanta y la envidias por eso, y si en cambio se trata de alguien prudente… también te gusta. Y es que es única, porque…

Cap 92 – Máximo despropósito

Para montar a caballo basta con disponer de un caballo y un poco de valor. Para escribir tan solo es necesario un papel, un bolígrafo y vanidad. Pero para hacer bien cualquiera de estas dos cosas es necesario mucho más,…

Cap 91 – Miedo a los 55

¿Te has preguntado, cuándo dejarás de ganarles el pulso a los sobrinos?, ¿Cuándo no podrás hacer un bis, si tu pareja te lo pide? ¿Cuándo serás el más lento conduciendo en una carretera de montaña? ¿Cuándo dejarás de ser el…

Cap 90 – Ante el espejo

Salgo de casa apresurado, sin especial motivo, créeme, pero cuando decido romper la barrera y entrar definitivamente en la calle, surge la urgencia de no perderme un minuto de lo que pueda estar pasando ahí fuera. Antes de abrir la…

Cap 89 – El hijo de la tendera y la boda de Harry

Disculparás que no haya hablado contigo desde hace algunos días pero… sucedió algo, nada especialmente atractivo. Fue por casualidad. Una noche, habiéndome quedado sin lectura, rebusqué entre libros antiguos que colecciono, alguno que me ayudara a cansar la vista y…

Cap 88 – Profetas

¿Dónde están los que decían que esta iba a ser la primavera más seca de los últimos no sé cuantos años? Eso deben pensar mis yeguas que no saben ya en que rincón esconder a sus potrillos neonatos para que…

Cap 87 – Todos a la carretera

Me encanta. De verdad que me gusta ver como la carretera se llena hasta los topes de coches cargados de gente en búsqueda de su mejor Semana Santa, que aunque cada vez sea menos semana y, sobre todo, menos santa,…