Las historias de Maurice …

Cap XXVI – Copacabana

Nick Skelton estaba esperando turno en el bar del Club de Polo de Barcelona, le ofrecí una croqueta, le encantó, como no podía ser de otra manera porque las croquetas son de las mejores cosas que tiene “el Polo”. Me preguntó, cómo se pedía una ración y claro… no le salía muy bien la pronunciación. […]

Cap XXV – Amor de verano

Cuerpos más bronceados aunque con algún kilo de más, embalses con muchos litros de agua menos, España desgobernada (esta vez oficialmente), una vez más se bate el record de turistas… En las calles se acumula basura, coches en los semáforos, maletas en los aeropuertos, y e mails en el outlook. De los puertos deportivos parten […]

Cap XXIV – Made in Rio

Me doy cuenta al deshacer la maleta que no recuerdo el tiempo que hace que no viajo más allá de lo que dura la carga de mi Zippo. Encender un par de paquetes de cigarrillos (entre propios y ajenos), las velas de la cena (siempre las reclamo), iluminar un pasillo de hotel (es un clásico), […]

Cap XXIII – Mucha suerte, amigo

Esta mañana me ha llamado Albert Hermoso Farrás, el único jinete español que participará en la prueba de Concurso Completo de Equitación de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. -Solamente, me ha dicho, te llamo para darte un abrazo antes de irme y agradecerte tu apoyo. Hace más de veinticinco años que conozco a […]

Cap XXII: Juego y Caballos

Cuando aquella madrugada sonó el teléfono, Maruja pensó de nuevo que el jefe de sala de un local de ocio nocturno madrileño la estaba reclamando para que se hiciera cargo de un cliente borracho que se identificaba como miembro de la aristocracia brasileña. Maruja fue la secretaria principal en la embajada de Brasil en España, […]

Cap XXI: La Lista de Johana

Noté que el calor sería agobiante esta tarde, así que decidí pasarla tranquilamente en el despacho sentado de espaldas al ventilador, con una camisa holgada, descalzo, con los pies plantados en el mosaico, ordenando fotografías y trasladando planes insignificantes a mi agenda. Antes me detuve en el drugstore para comprar hielo y medio litro de […]

Cap XX – Admiración

Se ha puesto en contacto conmigo una mujer que se ha identificado como tu “Princesa de del Sur”. Vive en Tarifa, y me ha reprochado que te tachara de gallina en mis comentarios del otro día referentes a tu participación como juez en la feria Ecuextre. Parece que tienes una admiradora chico. Por cierto ¿tú […]

Cap XIX – La noche no es de nadie

Son las tres y media de la noche. Estoy en el vestidor. El fajín en su estuche, el lazo en el cajón, a su lado el pañuelo que aún huele a perfume, los tirantes… los tirantes, de momento, al suelo. Así inicio el ritual de desvestirme tras la fiesta. Es un momento sereno, del que […]

Cap XVIII – San Juan Bautista

Dos latigazos de calor y España entera se alarma. En los aproximadamente cincuenta años que llevo por aquí, cada vez que llega el verano hace mucho calor, y cada vez que hace mucho calor, la gente se sigue sorprendiendo. Es verano, sube la temperatura, baja la pluviometría, la noche se acorta… lógico hace más calor. […]

Cap XVII – El juez cobarde

Te vi el pasado fin de semana Santiago, en Badajoz. Estabas ejerciendo de juez del concurso morfológico y funcional de la Feria Ecuextre, y lo hacías junto al Coronel Fernando Basail y a Ignacio Bravo. Espero que hayas aprendido de ellos ya que se trata de dos expertos hombres de caballos. Uno procedente de la […]

Cap XVI – Happy Birthday. Ricos welcome

Ayer cumplí años, ¿sabes…?. No…no te excuses. No me gustan las felicitaciones por cumplir años. A partir de los cincuenta a mi me da la impresión que en lugar de felicitarte lo que hace la gente es recordarte, que a pesar del ácido hialurónico que te metas en el rostro y articulaciones, llevan la cuenta […]

Cap XV – Nadie por tí

Los demás no pueden hacer nada para solucionarlo. Déjales tranquilos. Solamente el tiempo va a ser, una vez más, tu aliado fiel capaz de sacarte de este charco, que no pozo, en el que te crees hundido. No hagas nada especial, deja que el paso de los días teja la red en la que quedarán […]